La tanzanita, el tesoro del Kilimanjaro

Los secretos de una de las piedras preciosas más escasas del mundo

Hace ya 50 años, después de un incendio forestal en las laderas del Kilimanjaro, también conocido como el techo de África septentrional, un buscador de tesoros Masai, por casualidad, suerte o fortuna encontró unas pequeñas piedras azules que brillaban con intensidad entre las cenizas. Al limpiarlas y poder observar su belleza se dio cuenta de que podría haber encontrado el legendario tesoro del Kilimanjaro.

El descubrimiento corrió como la pólvora y los cazadores de fortunas comenzaron a rastrear los montes de la ciudad de Mererani en busca de lo que creían eran los zafiros de mayor calidad jamás encontrados. Pero tras más de dos años de pruebas y análisis el Gemology Institute of América junto con la Universidad de Harvard dictaminaron que lo que tenían ante sus ojos era una nueva piedra preciosa, que llevaba escondida lejos de las manos del hombre más de seis mil años, la zoisita azul.

El descubrimiento de una de las piedras preciosas más escasas que hay en la naturaleza, unido a su belleza y leyenda hizo que las grandes firmas de joyas se fijaran en ella. Como su nombre científico no era muy interesante porque su pronunciación se confundía con suicidio en inglés, la firma de la famosa caja azul, Tiffany & Co decidió apostar por esta bella gema pero rebautizándola como Tanzanite, la piedra de Tanzania.

La Tanzanita podría por su belleza y escasez pasar a formar parte de las cuatro grandes piedras preciosas; diamante, esmeralda, rubí y zafiro. Pero su historia de tan solo 50 años, el color azul que comparte con el zafiro y el desconocimiento de su existencia por parte de la mayoría hace de esta piedra un tesoro muy bien guardado para que solo los amantes de la joyería puedan invertir. Su valor crece cada año debido a una mayor demanda y unido a que cada año quedan menos yacimientos activos y es más difícil extraerlas.

La tanzanita en bruto, es decir sin calentar, ni cortar, ni pulir, es generalmente marrón rojiza. Quizás este tono poco llamativo al ojo humano hizo que se mantuviera en secreto hasta que el fuego la calentó hasta los 600º celsious transformando su color en azul purpura ante los ojos del buscador de tesoros Masai. Sus cristales presentan un tricroismo entre azul, violeta y borgoña dependiendo de la orientación de la luz. Por otro lado la luz fluorescente realza su color azul y la luz incandescente despierta los tonos violetas de la gema.

La tanzanita tiene una dureza en la escala de Mosh de 6.5 lo que permite su uso en joyería, y aunque es preferible montarla en collares y pendientes, las grandes firmas de joyería han diseñado joyas para realzar la belleza de este amado tesoro africano.

Info*

Noticia de Joyas: La tanzanita, el tesoro del Kilimanjaro

Etiquetado , ,

1 pensamiento en “La tanzanita, el tesoro del Kilimanjaro

  1. Hola hacia mucho tiempo necesitaba esta informacion 🙁 al fin voy a poder terminar el trabajo del semestre muchas gracias T.T

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar